La liberta: la justicia poética en forma de novela histórica

Dos personajes históricos con vidas contradictorias: Acté, la esclava liberta y Nerón, el emperador sin imperio


La novelista y dramaturga Lourdes Ortiz nos presenta en La liberta a Acté, conocida históricamente también por Actea, la mujer que estuvo al lado de Nerón hasta sus últimos días. Acté, liberta educada por Séneca, llegó a ser la compañera del mítico emperador romano. La novela se inicia en los últimos años de Acté, que recuerda los hechos que acontecieron en su vida. Los odios y las envidias que provocó su amor por el emperador, las injusticias del poder, las luchas fraticidas de la dinastía Claudia y los conflictos con Pablo de Tarso.


La escritora se sirve de la mirada de Acté para recuperar la figura de Nerón, mostrando su lado humano, lejos de  la imagen a la que estamos acostumbrados. Acté nos presenta a un hombre complejo y culto, de una sensibilidad que le llevó a ser un incomprendido por todos, un emperador al que le interesaban más la poesía que las armas, nos muestra el lado humano de un Nerón que acariciaba la idea de una Roma hermosa y grandiosa a la manera griega. La escritora parte de hechos reales y de documentos que Tácito y Suetonio dejaron escritos sobre Nerón para proponernos un final diferente al que la Historia nos tiene acostumbrados. Si la versión oficial cuenta que Nerón se suicidó en la treintena y aparece como un hombre cruel y esclavo de todos los vicios, Lourdes Ortiz nos propone en su novela La liberta que el que se suicidó fue su asistente y el emperador huyó al sur de Italia con Acté, con quien vivió hasta el final de sus días en una casa del campo italiano.

La liberta, no en vano subtitulada Una mirada insólita sobre Pablo y Nerón, trata las relaciones entre Pablo de Tarso (después san Pablo) y Nerón desde la mirada de Acté. Frente a un emperador que siempre se mostró irónico y despectivo hacia la nueva religión cristiana, nos presenta a un Pablo fanático de la nueva religión, obsesionado por romper la tradición de un mesías exclusivo para los judíos. Las conflictivas existencias de dos seres que, desde sus diferencias casi irreconciliables, sirven a la escritora para dibujar dos concepciones del mundo opuestas –la romana, derivada directamente del legado helénico, y la cristiana– que en un momento dado de la historia rivalizaron hasta que la primera resultó definitivamente derrotada.

Acté impulsó a Nerón a tomar las riendas del imperio, dejado en manos de su madre Agripina, y es por tanto señalada como la impulsora de un gobierno que llevó a la persecución de los cristianos y al incendio de Roma. Vilipendiada por Tácito, que la calificó de “infame y esclava”; insultada por Agripina, quien dijo que tenía "como rival a una liberta, como nuera a una sierva", la Historia la ignora hasta tal punto que nos dice que fue suplantada por Popea como amante de Nerón. De todo ello la descarga Lourdes Ortiz en su novela con su audaz propuesta, haciéndoles simular el asesinato de Nerón y presentándolos a nuestros ojos como dos personajes históricos que vivieron en el continuo equilibrio de una situación paradójica: Acté como esclava liberta, y Nerón como emperador sin imperio.

Título: La liberta. Una mirada insólita sobre Pablo y Nerón | Autora: Lourdes Ortiz | Editorial: Planeta | 384 págs. | 1999


Otras novelas históricas sobre Actea


Debemos remontarnos a los orígenes de Alejandro Dumas padre como escritor para encontrar otra novela histórica sobre Actea. Escrita en 1839, Actea es una de sus primeras novelas y una de las pocas incursiones del escritor dentro de la novela histórica inspirada en la antigüedad. El escritor planeaba regresar al reinado de Nerón en un ambicioso trabajo que había de extenderse desde la antigüedad hasta nuestros días, pero que desgraciadamente quedó sin terminar. Alejandro Dumas nos presenta a su Actea como una muchacha griega, obviando su origen como esclava. Actea es seducida por un atleta romano llamado Lucius, y mientras viajan en barco rumbo a Roma, éste le descubre que es Nerón, el emperador romano. Famoso por su crueldad que Actea no desconoce, ésta pide protección a la madre del emperador, Agripina. La novela se desarrolla con una serie de sucesos rocambolescos al más puro estilo Dumas, y Actea conoce a Pablo de Tarso, que la convierte al cristianismo. Cuando éste es encarcelado por el emperador, Actea se arriesga a interceder por él ante Nerón. La rebelión de las masas explota ante el incendio de Roma, y es Actea -en este punto Dumas coincide con las crónicas históricas- quien se encarga del entierro del emperador odiado por todos. Novela que delata a un Dumas padre principante, conserva el encanto de lo ingenuo y por qué no, el encanto de lo trasnochado. Con su lectura se advierte que el escritor está en su infancia en el género novelístico. En todo caso el periodo en la que se escribió no fue uno de los mejores para Dumas, ya que su madre murió mientras la terminaba. Fuente inspiradora de otras novelas históricas, Henryk Sienkiewicz admitió que se inspiró en Actea de Alejandro Dumas para escribir Quo Vadis. Aunque desgraciadamente no hay ninguna edición reciente de la novela en español porque se encuentra descatalogada, clicando en la portada del libro os indicamos cómo conseguirlo en Amazon.

Título: Actea | Autor: Alejandro Dumas (padre) | Editorial: Editors S.A. |160 págs. | 1839


- Para saber más...



Web de la Societé des Amis d'Alexandre Dumas (en francés)


No hay comentarios :

Publicar un comentario