Martina Ibaibarriaga: la guerrillera de Berriz

La Agustina de Aragón vasca o el fruto de una controversia histórica

Digamos que a muchos les parecerá osada la comparación de esta guerrillera vasca con la heroína de la Independencia. Es posible que así sea, pero hay veces que se debe exagerar lo que se expresa para que los demás fijen su atención, sobretodo si de quien hablamos es de la coronela Ibaibarriaga. Condenada al ostracismo histórico según algunos, fruto de la exageración histórica de un nieto suyo según otros, el caso es que la figura de esta mujer no es indiferente para nadie que se acerque al relato de su vida. Ascensión Badiola, escritora diplomada en Estudios Avanzados de Historia Contemporánea, la recupera para todos en su novela Martina, guerrillera, publicada en la editorial Txertoa.



Escrita en primera persona, es la propia Martina quien nos narra su vida en la novela histórica de Ascensión Badiola. En ella asistimos a la entrada del ejército francés en la localidad de Berriz en los días posteriores a la batalla de Ibeni y el saqueo de Bilbao ocurridos en agosto de 1808, hecho que trae una consecuencia fatídica para la protagonista, ya que los franceses asesinan a su padre y a su hermano asaltando la botica, propiedad de la familia Ibaibarriaga, delante de sus propios ojos. Ante una situación tan extrema, Martina decide tirarse al monte y se une a la guerrilla, en una ardua persecución del asesino de sus familiares. Es entonces cuando asistimos al nacimiento de una heroína. Durante la guerra de la Independencia hubo mujeres que acompañaban a los soldados o guerrilleros, ya como aguadoras, ya como prostitutas, y otros escritores más cercanos a la época ya lo describieron, como Benito Pérez Galdos en sus Episodios Nacionales. Éste no fue el papel que desempeñó la Ibaibarriaga. La autora describe en su novela la transformación de la joven en un perfecto combatiente, vestida como soldado, corte de pelo incluído, que luchó en la batalla de Vitoria que tuvo lugar el 21 de junio de 1813 como el teniente coronel Manuel Martínez. 


La novela como ejercicio de rigor histórico

Cuando un escritor se enfrenta a la ardua tarea de narrar una novela que gira alrededor de un personaje histórico, suele encontrarse con dos posibilidades: la primera, que los datos históricos recogidos en documentos de la época sean tantos que la labor de selección le daría para escribir otra novela paralela sobre el proceso de redacción, o bien que los datos sean tan escasos que se encuentre en el dilema de recurrir a su imaginación para salvar las lagunas. El caso de Ascensión Badiola se ajusta a la segunda posibilidad, pero en su novela logró salvar el escollo con una táctica digna de cualquier militar, incluída la propia Coronela. Son pocos los datos documentales que han llegado de esta heroína vasca, pero no así de sus contemporáneos a los que debió conocer personalmente. Por esta razón la escritora se valió de los datos que existen en torno a las personas que lucharon con ella para explicar la realidad histórica, y utilizó a los personajes imaginarios como ensamblaje de los diferentes espacios en blanco que existen en la biografía de Martina Ibaibarriaga, para no desvirtuar el personaje histórico de la protagonista. Por si esto fuera poco, Asunción Badiola recoge al final del libro cuáles de los hechos y personajes que relata en su novela ocurrieron o existieron en realidad y cuáles son imaginarios. 


La recuperación histórica de la mujer como fruto de controversia


La guerrillera de Berriz es lo suficientemente interesante como para animar debates en la actualidad en torno a su figura. Los detractores de la heroína vasca, explican que el personaje histórico de la Coronela Ibaibarriaga fue creado por su nieto Ricardo Blanco Asenjo, que escribió un relato muy novelesco sobre su abuela en un suplemento del periódico El Imparcial de Madrid con fecha del 7 de mayo de 1883. A partir de este hecho, se niega que la militar vasca llegase a ostentar el grado de coronela, que ocultase en un principio su sexo a sus compañeros de armas -su imagen como guerrera sin duda la asociaría a una Juana de Arco vasca-, y se niega su participación en la defensa de Zaragoza, hecho que la escritora también ha descartado en su novela. En todo caso, queda demostrado que incluso en la actualidad, la recuperación de la mujer como personaje histórico, no deja de estar exenta de controversias si no viene acompañada de una copiosa profusión documental que así lo certifique. Teniendo en cuenta que la cantidad de documentos históricos suele ser equivalente al grado de poder que ostentó el personaje histórico en cuestión, fácilmente podemos caer en el peligro de acallar la realidad histórica de todas aquellas mujeres que al no haber sido reinas, emperatrices o princesas, quedan borradas de la memoria histórica o en el mejor de los casos, sólo consten como acompañantes de hechos anecdóticos que las hacen peculiares ante la Historia. 



 Leer primer capítulo                                         Martina, guerrillera (Kindle)





Booktrailer






- Para saber más...



Entrevista a Ascensión Badiola sobre su novela Martina, guerrillera  en EiTB



Mujeres en la Guerra de la Independencia: Martina Ibaibarriaga por José Javier Esparza en Cadena COPE



 Emilio Larreina, historiador experto en la batalla de Vitoria, desmonta el mito de Martina Ibaibarriaga


Título: Martina, guerrillera | Autora: Asunción Badiola | Editorial: Txertoa |  312 págs. | 2013 


Fuentes: http://www.eitb.com/es/radio/radio-euskadi 
http://www.elcorreo.com/

No hay comentarios :

Publicar un comentario