Mari Bárbola: la enana de Velázquez

Gracias a Las Meninas, Mari Bárbola es uno de los personajes pictóricos más enigmáticos de la pintura española

Los bufones, aquellos enanos que se propiciaron en las cortes de los reinos europeos durante la Edad Media y también durante la Edad Moderna, han tenido muy poca representación dentro de la novela histórica a no ser como personajes secundarios que ambientaban las novelas, y si buscamos bufonas la representación sería nula. María Teresa Álvarez rompió esta dinámica con El secreto de Maribárbola, enana hidrocefálica de la corte de Felipe IV que le sirve como hilo conductor de su novela.


Velázquez la eligió para su cuadro Las Meninas de entre casi los cuarenta enanos que por aquella época vivían en la corte. Mari Bárbola, pese a su fealdad no transmite ningún sentimiento que nos haga sentir compasión. Al contrario, nos inspira un halo de misterio que nos obliga a intentar  entrar en su particular universo. De origen alemán, María Bárbara Asquin, que ha pasado a la posteridad como la enana Mari Bárbola, sirvió durante un tiempo a la condesa de Villerbal y Walter, y al morir ésta, entró en palacio, donde disfrutó de ración desde el 14 de abril de 1651. Siete años más tarde, en 1658, le pagan atrasos y se le conceden cuatro libras diarias de nieve en verano. No se sabe exactamente los años en que dejó de prestar servicios en el Alcázar. Los datos posteriores hablan de una Barbarica que vive en la corte hasta casi finales del siglo XVII, y aunque algunos creen que es la misma enana, son más los que opinan que nada tienen que ver la una con la otra. Con estos pocos datos María Teresa Álvarez configura su novela El secreto de Maribárbola, donde convive el ejercicio novelesco con una lección sobre la inestabilidad social y política que se adueñó de España tras la muerte de Felipe II. Reparte la acción entre Madrid y Roma y organiza la intriga en torno a dos figuras femeninas. El primer plano nos acerca a la condesa de Saelices en Madrid. Lo que sucede en el seno de esa familia noble entre 1677 y 1690 persigue recrear valores, usos y costumbres; el nudo sentimental señala a una sociedad que no perdona a quien se salta sus normas pero tampoco puede evitar que algunos sean víctimas de sus propias contradicciones. El segundo plano enfoca al cuadro de Velázquez para indagar en la excusa poética de esta historia, el secreto de la enana Maribárbola, su intrigante relación con la familia de la condesa y el anuncio de un misterioso camafeo que sigue una imprevisible ruta cambiando de dueño por un extraño efecto de causas y azares. La trama, urdida con esmero y la agilidad de su estilo denota que El secreto de Maribárbola es la novela escrita más libremente de María Teresa Álvarez, ya que los pocos datos sobre la enana de Velázquez le han permitido escribirla sin el común lastre de la fidelidad de la biografía novelada. El secreto de Maribárbola ofrece un guiño culto sobre esa fascinante época barroca, sobre el miedo a la decepción y la inevitable impresión de que todo es provisional y nada es lo que parece. 


El secreto de Maribárbola (Kindle)


- Para saber más...


Análisis de Las Meninas en ArteHistoria 




Título: El secreto de Maribárbola ¿Qué ocultaba la enana de Las Meninas? | Autora: María Teresa Álvarez | Editorial: MR | 336 págs. | 2004

Fuentes: http://www.elcultural.es/version_papel/LETRAS/11568/El_secreto_de_Maribarbola

http://www.elmundo.es/cronica/2004/475/1101134850.html

No hay comentarios :

Publicar un comentario