Teresa de Jesús y Ana de Mendoza: la santa frente a la princesa

El enfrentamiento de la princesa de Éboli con Santa Teresa de Jesús puso de relieve el choque de dos mujeres que se definían por la fuerza de su personalidad


El escritor Juan Manuel de Prada publicó la que ha sido una de las novelas históricas más importantes de 2015. En El castillo de diamante relata las difíciles relaciones entre Ana de Mendoza, princesa de Éboli y Teresa de Ávila. Esta novela es la narración de una lucha de egos en la que la testarudez de una definía el empecinamiento de la otra. 

En El castillo de diamante, Juan Manuel de Prada realiza una incursión en la novela histórica para relatar las difíciles relaciones que mantuvieron Teresa de Cepeda, nuestra Santa Teresa de Jesús— y Ana de Mendoza, princesa de Éboli y esposa de Ruy Gómez de Silva, consejero de Felipe II. En esta novela su autor se adentra en el alma de dos mujeres singulares e irreductibles y nos ofrece una visión sorprendente y original de una época en la que las expresiones más variadas de la fe religiosa libraban cortejo y combate con el poder político. Las dos mujeres sostienen una batalla sin cuartel y se abren paso, cada una a su manera, en un mundo que pretende aplastarlas. La primera, en busca del triunfo mundano, trata de alcanzar la supremacía entre los grandes de España; la segunda, en busca de la unión plena con Dios, planta cara al fariseísmo religioso y burla las asechanzas del poder político. Deseosas ambas de hacer realidad sus anhelos interiores, acabarán enfrentándose cuando Ana de Mendoza requiera a Teresa de Jesús para que funde bajo su patrocinio un convento en Pastrana. Teresa de Ávila accederá a los deseos de la princesa que marcará el inicio de una relación en la que cada una de ellas definirá los márgenes de la personalidad de la otra. Mujeres ambas aparentemente tan diferentes —la santa y la princesa—, pero que precisamente lo que las separaba era lo que más se
asemejaba entre ellas. Las dos mujeres representan la cara de una misma moneda: si Teresa es el ansia de Dios, Ana lo será del ansia de poder. Dos mujeres con una personalidad fuerte, poco dadas a admitir las reglas que se les marcaba, supieron ser mujeres en un mundo dominado por hombres, lo que fue fuente de su dicha pero también de su desgracia. Si Teresa de Jesús encarnó la aventura de la santidad, Ana de Mendoza representa la disputa por el poder, todo ello en el marco de una novela histórica que bebe en las fuentes de la espiritualidad teresiana, la novela picaresca, el esperpento valleinclanesco y el humor cervantino. El castillo de diamante relata la historia de la venganza de la princesa de Éboli en la que declarará contra Teresa de Jesús ante un tribunal del Santo Oficio, arriesgando la vida de la santa a manos de la Inquisición.

Primeras páginas


- Para saber más...


Ana de Mendoza: la princesa de Éboli

 Teresa de Jesús: la mística rebelde (1ª parte)


Pastrana con la Princesa de Éboli y Santa Teresa de Jesús (RTVCM Castilla la Mancha)




Presentación de 'El castillo de diamante' (UNiR - Universidad Internacional de la Rioja)



Título: El castillo de diamante | Autor: Juan Manuel de Prada | Editorial: Planeta | 456 págs. | 2015

No hay comentarios :

Publicar un comentario