Cornelia Balbina: la romana de Gades

Cornelia de Gades es una novela histórica de tesis donde se apoya la teoría que la mujer romana gozó de una extraordinaria libertad e independencia en el momento de mayor auge del imperio 

El escritor Javier Tazón Ruescas se centra en el personaje histórico menos conocido de la familia Balbo, oriundos de Cádiz, para narrar su historia en Cornelia de Gades. A través de Cornelia Balbina, de la que sólo nos ha llegado su nombre, el autor teoriza sobre la libertad de la que gozaron las mujeres romanas durante el siglo I aC.

Cuando nos aproximamos a civilizaciones como la romana, no deberíamos olvidar que han sido tan vastas en el tiempo que es necesario que la lectora o el lector de novela histórica se sitúe previamente en la época concreta de la novela que vaya a leer. En Cornelia de Gades nos situamos justo en el periodo en el que Roma pasó de ser la nación más poderosa de la península itálica al gran imperio que dominó casi todo el mundo conocido en ese momento. El escritor Javier Tazón Ruescas se aproxima de esta manera a quizás el que fue el período más atractivo de la Historia de Roma centrándose en aquellas personas que lo hicieron posible y que aparecen en la Historia como figuras de segundo plano. Los Balbo fueron una de las familias más influyentes del imperio, ya que remodelaron la vetusta Roma modernizándola para transformarla en la capital del mundo con el mérito de no ser romanos, entiéndase como nacidos en Roma, sino gaditanos. Su proximidad a los emperadores César, Octavio Augusto y Pompeyo gracias a su poder económico, hizo que Lucio Cornelio Balbo Maior llegase a ser cónsul y obtuviese la ciudadanía romana, al igual que su sobrino Lucio Cornelio Balbo Minor, padre de Cornelia, que llegó a ser procónsul. En Gades promovieron ambos muchos trabajos arquitectónicos que Cornelia continuará. Y es aquí donde nos encontramos ante una novela histórica de tesis, en la que Javier Tazón nos muestra que en ese período la mujer romana (entiéndase la mujer romana noble) gozó de una libertad mucho mayor que sus antecesoras o las mujeres que nacieron después. Como el movimiento de las olas, Javier Tazón Ruescas entiende que la Historia se mueve en períodos de adelanto y retroceso, desterrando la idea de la Historia como un totem rígido anclado paradójicamente en la idea del progreso. En esa época en la que Roma bullía con una revolución cultural y política, el ideal de la matrona romana fue arrasado por las mujeres de ese momento viviendo muchas de ellas como mujeres independientes. Pero Cornelia de Gades no es una superwoman de la época romana, tiene debilidades y frustraciones como todo ser humano, y es algo que Javier Tazón cuida en su novela asignándole una enfermedad mental degenerativa parecida a lo que ahora sería un tipo de Alzheimer. La enfermedad se refleja en la segunda parte de la novela en la que una Cornelia ya anciana transmite la historia familiar a sus nietos, del mismo modo que a ella le fue transmitida por su tío abuelo Lucio Cornelio Balbo Maior en la primera parte de la novela. Es literariamente muy interesante asistir al deterioro mental de Cornelia que se contradice en sus opiniones, altera recuerdos y confunde la realidad con la ficción. En resumen, Cornelia de Gades es presentada como una mujer que impulsó el progreso arquitectónico y cultural del imperio romano en una época que bien pudo ser la edad de oro de la mujer romana en una Roma que, tal como se apunta en la novela, pasó de urbe a orbe.
 
Primeras páginas                                                         Cornelia de Gades (Kindle)

Título: Cornelia de Gades | Autor: Javier Tazón Ruescas | Editorial: Pàmies | 336 págs. | 2017


- Para saber más...


Entrevista a Javier Tazón Ruescas por 'Cornelia de Gades'

No hay comentarios :

Publicar un comentario